Lo tengo que decir

 

Casting.

He ido a un casting de super modelo. Vamos, no sé muy bien de que era el casting, pero por lo que he visto, creo que sí, era de super modelo. O eso, o a la salida del casting las demás empalmaban y se iban para super modelo.

Al llegar sólo veía chicas rubias con short super cortos y sujetadores. Por qué eso no llegaba a ser ni un top ni de aerobic, esos eran sujetadores. A los lectores varones de mi blog, decirles que no, no hice fotos, lo siento.

Os preguntareis si me sentia fuera de lugar. Pues la verdad es que yo estaba comodisima sin esos tacones y con mi “estilo” de ropa. Ha sido la risión la verdad. Ver como se rompían las caderas y se doblaban y se doblaban hasta enseñar el canalillo en su máximo explendor no tiene precio. Ver como todas luchaban por un asiento por estar matadas de los tacones y yo mirarlas de pie y hacer el chorra en su cara tampoco tiene precio.

Una chica a la que yo no conocía, por eso en un inmenso alarde de imaginación la llamaré Chica Desconocida. Antes de empezar el casting se ha ido por qué ha visto una cámara y no quería salir en televisión. Yo me quedé a cuadros. Chica Desconocida, si tienes el buen gusto de leer mi blog ¿Cómo te presentas a un casting y no quieres salir en un vídeo? ¿Qué quieres que las escenas en las que salgas sean eliminadas? ¿Quieres que pixelen tu puta cara? Entonces ¿Para qué te presentas Chica Desconocida? Quedate en tu casa, haz ganchillo, haz lo que sea, estudia medicina y dedicate a salvar vidas, pero no des el coñazo. Que cansina que es la gente. Dios, te odio Chica Desconocida.

Al entrar donde nos hacían las pruebas estaba todo decorado minuciosamente con un toque futurista a la par que hortera. Pero me he fijado (lastima de no llevar cámara) en que las papeleras eran las cajas vacías de agua. No quiero hacer publicidad, pero la marca rima con polla. En las cajas había una bolsa de basura de color verde para más señas, que le daba un “toque papelera” muy “chic”. Yo de verás lo vi normal, por qué una de dos, o al gastarse el pastón en esa decoración tan hortera se dieron cuenta que para las papeleras no quedaba ni un euro, y se dijeron que ya se apañarian con las cajas del agua. O para contrarrestar el estilo futurista se decidieron por un toque más urbano en lo que a papeleras se refiere.

Que digo yo, para plantar todas las papeleras ya debieron beber agua ya, luego Barcelona está en sequía, no me extraña, los diseñadores del local se inflaron a pedir agua a la marca que no rima con nardo pero se parece. Y así está Barcelona, seca por los caprichos de un diseñador al que algunos llaman locos, otros visionario.

Volvamos al tema casting y dejemos a un lado el arte de los desperdicios orgánicos que me pierdo.

No sé cuantas chicas eramos, por qué a mi me parecían todas iguales y me liaba al contarlas. Asique ni pa’ ti ni pa’ mi, lo dejaremos en que eramos un “puñao”.

Al ver entrar a un puñao de chicas altas, delgadas y medio desnudas, el género masculino encargado de la supervisión del casting se levantó, y los hombres también. Luego entré yo y se relajaron, fue como una ducha fria. Me pidieron que fuera a por café. Yo les dije que no trabaja allí, que yo me presentaba al casting, y tras descojonarse un poco en mi cara me dejaron pasar.

Hay que ver la cantidad de tonterías que se sueltan en los casting. Pero ir a un casting y decir que no sabes hacer nada de lo que “piden”, en mi vida, nunca pensé vivir ese momento. Es como ir a una entrevista de informatico, y saltar que no tienes ni idea de ordenadores, que jamás has visto uno. Y ya para colmo otra diciendo que ese casting no lo entendía, que no le gustaba lo que hacían. Ya es para decirle al de RRHH de de la empresa de ordenadores que encima que no sabes informática, ves un invento inútil el cacharro infernal ese, que lo quemarias si pudieras. Eso es venderse si señor.

Adoro “el ganado” de los casting. Es una raza superior, o inferior, no sé, pero es otra raza seguro.

Hay mucho tipo de gente diversa en un casting. Siempre está, y es la que más abunda, la típica, o el típico también, “soy la mejor porque yo hice esto, y aquello”, “y salí en esa serie super mega guay que nadie veia”, ” además sé hacer el pino sin manos”. Si lo haces sin manos, sin dientes seguro que también. ¿Cómo vas hacer el pino sin manos? ¡Flipada! que eres una flipada, eso es imposible so lista. Será capulla la tía de los huevos esta.

Los que más me gustan, es un cariño horroroso el que tengo yo a esa gente, es tal el amor que brota en mi cuando me topo con algún ser de estas características, que los abrazaría y abrazaría hasta dejarles sin respiración. Mejor todavía, les abrazaría hasta que todo el aire de sus pulmones subiera hasta su cabeza inflándola y al fin estallara dejando sus preciosos sesos por la sala. ¡Es que no lo soporto!, me parece asqueroso, desagradable, repulsivo, que la gente vaya diciéndote – “Joe, yo es que no sé hacerlo, no me he quedado con lo que hay que hacer, que rabia”. En este momento tú te sientes un pelín superior al pensar que, vale, no te lo sabes del todo, pero te defiendes oye. Y llega el turno de la persona inmunda en cuestión. Y en tu cara se dibuja un sonrisilla maléfica, y ruin , por qué en ese momento eres un ruin que deseas ver como sus sueños se dan de bruces contra el suelo. Pero nada más lejos de eso, sus sueños vuelan y vuelan por la sala, por qué la mala puta lo borda. ¿Para qué dices que no te lo sabes? ¿Para qué te consuele? O para qué me oigas decir que no lo haces tan mal, que yo lo hago peor que tú y así regocijarte asquerosa infecta.

En el fondo no son malas chicas, luego las cojes cariño, luego cuando ya se van a casa claro. Después eso sí, de hablar con el que mueve el “cotarro”. Quien dice hablar dice enseñar carne.

Yo también hablé. La verdad que hablaba con todo el mundo. No llevaba escote y no enseñaba pierna, así que me miraban a los ojos, y me escuchaban, cosa importante.

Me lo pasé muy bien, me ha encantado la experiencia, repetiria sin duda. Y si me llegan a avisar que habia que ir disfrazada dé gogo de discoteca de mala muerte me hubiera llevado la cámara. Que esas fotos venden mucho.

Sin más animaros a que os presentéis algún casting, aunque sólo sea para la risión que el evento te regala. Añado que me reí, me lo pasé genial, pero en todo momento me lo tome enserio, o no.

Hasta otra.

 

 

 

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: